Cuando las grandes empresas se ponen como objetivo ejercer la caridad puede resultar un negocio muy rentable. Perspicaces directores ejecutivos se están dando cuenta de que, ayudando a los sin techo, a la conservación del medio ambiente o a la investigación de un remedio contra el cáncer,...