Largometraje que evoca al cantautor británico Drake como un héroe maldito, depresivo y melancólico.