El documental cuenta sobre las protestas callejeras contra la cumbre de la Organización Mundial de Comercio en Seattle, Washington, EE.UU., en 1999.