El documental examina el papel de la industria del agua embotellada y de sus efectos sobre nuestra salud, el cambio climático, la contaminación y nuestra dependencia del petróleo.

En el futuro las guerras no se librarán por el petróleo, sino por algo mucho más básico y necesario para la vida: el agua. Gigantes corporativos, inversores privados y gobiernos corruptos compiten ya hoy por el control de nuestros suministros de agua fresca que cada vez son más escasos. Este...