El documental examina el papel de la industria del agua embotellada y de sus efectos sobre nuestra salud, el cambio climático, la contaminación y nuestra dependencia del petróleo.