Entre las 20:00 h. del 1 de julio y las 07:00 h. del 2 de julio de 2002, Doug Bruce se perdió. Aquella mañana, cuando viajaba solo en el metro de Nueva York, no podía recordar su nombre, dónde trabajaba, quiénes eran sus amigos ni cuánto dinero tenía en el banco. Se encontró sin identidad...