Historia de uno de los hallazgos más extraordinarios de todos los tiempos. Una máquina que puede “predecir el futuro” y que fue construida hace 2000 años en la antigua Grecia. Es el mecanismo de Anticítera, encontrado por unos buceadores hace 100 años entre los restos de un naufragio.