Los Himalayas, las dunas gigantes del desierto de Namib, los predos del Serengeti, los bosques del Amazonas, nada escapa a la mirada de la cámara del transbordador espacial, que filmó a la Tierra orbitando a 200 millas de altura.