Los grandes jerarcas nazis eran todos profundos esotéricos y ocultistas. El nazismo no era un simple movimiento político más, era un nueva religión y una nueva humanidad para ellos. Pocas personas saben que detrás de todo el movimiento Nazi habían poderes del ocultismo e influencias...