Tilikum es una orca que fue responsable de la muerte de tres personas, entre ellas una experimentada entrenadora. “Blackfish” muestra las consecuencias, a veces devastadoras, de mantener a esas inteligentes y sensibles criaturas en cautiverio.