El cambio climático causa un fuerte impacto en países del tercer mundo como es el caso de Senegal. Muchas aldeas se están desertificando y sus habitantes deben iniciar viajes hacia el suroeste para buscar allí una nueva manera de ganarse la vida.